Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Noticias




Destacado


Imagen del bien destacado
Castillo de Pradas - SAN AGUSTÍN (TERUEL)

El conjunto defensivo se sitúa en la parte más alta de una loma, inmediatamente al norte de la ermita de Pradas y al este del emplazamiento en el que debió asentarse la aldea homónima.
En origen, el conjunto debía tener una planta casi cuadrada, aunque ha perdido buena parte de las estructuras existentes en la parte suroriental. Constaba de una especie de "primer recinto, delimitado al este del emplazamiento, desde el que se accedería a traves de una torre-puerta, la estructura más monumental conservada, a un pequeño patio limitado al norte y al oeste por sendos edificios. 
La torre-puerta, que también pudo desempeñar las funciones de torre del homenaje, es de planta cuadrada y posee dos fases constructivas bien definidas con un marcado cambio de obra patente tanto en las técnicas constructivas como en su propia planta, con un ligero cambio de tamaño y orientación. La planta inferior, que se corresponde con la primera fase constructiva, consiste en el paso de la torre puerta abierto mediante arco de medio punto en el alzado exterior y arco rebajado en el interior. El paso está cubierto con una bóveda de medio punto rebajada de mampostería parcialmente hundida; esta planta inferior tiene sillares de mejor factura en arco, jambas y esquinas que las plantas superiores. Se conservan las gorroneras o anclajes de la puerta que demuestran que la torre daba paso a un segundo recinto, pese a que no se han conservado las huellas de inserción del mismo en la torre. La mayor parte del resto de la fábrica presenta peor factura, con dominio de la mampostería y los sillares toscos. A la planta primera se accede a través de una puerta elevada, con jambas y arco de medio punto de sillería; en dicha planta había una buharda, de la que solo se conservan las ménsulas, que protegía el paso de la torre-puerta en su fachada principal. En esa planta y en la superior se abren varias aspilleras en la fachada sur y este. La separación entre la 1ª y la 2ª planta era un simple forjado de madera; la segunda planta estaba destinada a palomar. Sobre esta se encontraba la cubierta ligeramente inclinada, que drenaba agua a través de dos gárgolas sencillas dispuestas en la fachada oriental. 
La torre está coronada con almenas perforadas con aspilleras. 
El resto del conjunto se encuentra peor conservado, aunque se reconoce la existencia de amplias salas residenciales de carácter señorial, con fábricas de mampostería trabada con cal, con sillares en las esquinas. 
Aprovechando estas estructuras, durante la Edad Moderna y la Contemporánea se construyeron otros elementos de menor entidad, asociadas a su uso como masía. Entre los elementos de cronología bajomedieval destaca la presencia de algunas aspilleras, uso puntual de aparejos en spicatum, etc.
 
Restos muebles asociados
Presencia de cerámica decorada de Teruel de la serie verde-morada, del siglo XIV, en los alrededores de la estructura.

Tema de la semana


PAISAJES SINGULARES Y MASÍAS TORREADAS
PAISAJES SINGULARES Y MASÍAS TORREADAS

Grandes territorios con escasos recursos y orografías complejas fueron ocupados desde la Edad Media por una densa red de masías y pardinas. Agrupadas en muchas ocasiones en "barrios" o partidas masoveras con servicios comunes (capillas o escuelas), la proliferación de redes de caminos, muros de piedra seca, bancales cultivados y estructuras de riego fue configurando paulatinamente singulares paisajes, jalonados de hitos arquitectónicos entre los que destacan las espectaculares masías torreadas.






Biblioteca digital




Participantes





Suscríbase a noticias del SIPCA


Introduzca su dirección de correo electrónico si desea suscribirse a nuestra lista de noticias relacionadas con el SIPCA:
Acepto la política de privacidad

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.

Acepto la política de privacidad