Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Noticias





Destacado


Imagen del bien destacado
Hornos de cáñamo - CONCUD (TERUEL)

De todos los elementos necesarios para completar la elaboración del cáñamo existen en Concud tres hornos de secado, un cubierto o «agrama» y una balsa, que forman un conjunto de interés.

El horno nº 1 es una construcción de planta cuadrangular, de unos 3 x 3 metros, con una altura de 2 metros hasta el arranque de la cúpula. La disposición interna presenta dos pisos separados por un suelo, hoy desaparecido, soportado en tres arcos de ladrillo que todavía se conservan. Una puerta enmarcada en arco de ladrillo rebajado da acceso al interior. La cúpula está construida por el sistema de falsa cúpula o aproximación de hiladas, apreciable desde el interior. Debajo de ella aparece, ahora semienterrada, la puerta que permitía cargar la cámara interior de combustión. Junto a este horno se encuentra el cubierto o «agrama» que, si bien carece de valor arquitectónico, sí lo tiene como parte inseparable del proceso de preparación. Este horno presenta un estado de conservación aceptable, manteniendo aún su estructura externa, aunque el interior muestra un derrumbe parcial del entramado que separa ambos pisos.

El horno nº 2, similar al anterior, es el mejor conservado al encontrarse semienterrado. Se puede ver su boca de entrada desde la cual se divisa la parrilla de separación de los dos pisos y la bóveda completa. Su techumbre es cupulada, de piedra enlucida de yeso.

El horno nº 3 se encuentra también bien conservado. Es de factura similar al anterior con planta circular, cuerpo cilíndrico y cubierta abovedada. La entrada disponía de dos metros de rampa.

En cuanto a la balsa, de unos 30 metros cuadrados, se encuentra bien conservada y está construida en sus muros con piedra de mampostería.

 

Tema de la semana


CONSTRUCCIÓN DEL PAISAJE ALTOARAGONÉS: LA HERENCIA DEL SIGLO XIX
CONSTRUCCIÓN DEL PAISAJE ALTOARAGONÉS: LA HERENCIA DEL SIGLO XIX

Los diversos “progresos” decimonónicos confluirán en la Huesca de finales del siglo XIX con la presencia de un excepcional trío de ingenieros (Bello, Pano y Sorribas), cuyas innovadoras obras de todo tipo van a configurar unos nuevos paisajes que todavía podemos disfrutar. Rescatamos a estos personajes evocando el polifacetismo de Severino Bello, los problemas que tuvo Blas Sorribas con los poderosos caciques locales de la Ribagorza y la mala fortuna de los puentes metálicos de Joaquín de Pano, destruidos en su mayor parte durante el transcurso de la Guerra Civil.








Participantes





Suscríbase a noticias del SIPCA


Introduzca su dirección de correo electrónico si desea suscribirse a nuestra lista de noticias relacionadas con el SIPCA:
Acepto la política de privacidad

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.

Acepto la política de privacidad